Sin duda, el sentido del tiempo en América del Sur en comparación con Alemania es muy diferente. Hoy, nos despertamos a tiempo para el desayuno. Aunque nos dijeron que el desayuno sería a las siete, no empezamos hasta ocho y media y luego empezamos a salir para la caminata al volcán a las nueve y media. El viaje al volcán fue hermoso.

IMG_8308

He vivido en muchos lugares en los E.E.U.U. y en Alemania, y creo que puedo separar un buen conductor de un mal conductor claramente. Los salvadoreños no encajan en ninguno de mis categorías de tipos de conductores. Aquí, es un mundo completamente nuevo de tráfico. La gente toca la bocina todo el tiempo. Para pasar un coche…toca la bocina. Si hay un atasco de tráfico….tocan la bocina muy alto. Si una persona hace algo que no le gusta a otro, toca la bocina muchas veces. Es muy divertido ver el flujo de tráfico, pero también es un poco alarmante. Creí que íbamos a chocar varias veces, pero nuestros conductores expertos Ricardo y Lolo nos mostraron que sólo un salvadoreño puede comunicarse efectivamente en las calles de El Salvador. Cada situación del tráfico es administrado por señales de stop, la regla de derecho antes de la izquierda, o simplemente tocando la bocina.

IMG_8313

Pasamos cerca de tres horas en el camino para llegar al volcán. Aunque la mayoría de nosotros esperaba una larga caminata del volcán, terminamos en menos de 45 minutos. Sin embargo, todavía fue una gran experiencia.

Al fin de nuestra visita guida tomamos algunas fotos del grupo con otro volcán en el fondo. Durante nuestra caminata tuvimos una escolta de policía y una guía del parque. Creo que es normal que un grupo de gringos en un parque nacional tenga este tipo de protección. El problema con un parque nacional grande es que es difícil de ver quién entra en el parque desde otros lugares diferentes a la entrada principal. Hoy no hay muchos robos, pero en el pasado había muchos en las principales atracciones turísticas.

IMG_8368

Después de nuestra caminata del volcán, fuimos a Juayua y disfrutamos la feria gastronómica. Tomé muchas fotos y bebí una horchata.

Ya que no habíamos planeado ir a Juayua, no estuvimos preparados para caminar en público. Aquí no nos mezclamos tan bien con los nativos del lugar, no sé si por nuestro color de piel, nuestra altura o por los shorts que llevábamos puestos.

IMG_8401

IMG_8394IMG_8392IMG_8402IMG_8412

Cuando regresamos a nuestro albergue en Ataco, creía que la marca de los tobillos era por el bronceado del sol. Pero no, después de ducharme me di cuenta de que todo era polvo oscuro que provenía del volcán.

Hoy fue otro gran día aquí en El Salvador. ¡Mañana vamos al Bajo Lempa!

Advertisements